cabecera-uruguay
bw area novedades contacto mapa guita patreon

 


 


banner-redes instagram youtube issuu tumblr twitter

 

 

bandera-uruguay

 



eea

 

 

 

 

Índice de contenidos botines


1- Introducción

2- Campeones

3- Galería de equipos campeones (1900 -1931)

4 - Resumen de Títulos

5- Goleadores

6 - Resumen General Estadístico 1900 - 1931

7- Entrenadores campeones (1900 - 1929)

8- Las 'grandes' deserciones de 1908

9- El Cisma: la crisis del fútbol uruguayo de 1922

10- Galerías fotográficas diversas

 

Ver otras Copas de la época amateur

Ver Giras internacionales

 

 

 

 

 

1- Introducción

 

El “The English High School” fue fundado en 1874 y el “The British School” en 1885, ambos en Montevideo. Estas dos instituciones educativas, además de los muchos inmigrantes británicos que llegaron en las dos últimas décadas del siglo XIX (comprendían el 15% de todos los habitantes del país) introdujeron el fútbol en Uruguay y fomentaron su desarrollo allí. El primer club de fútbol en Uruguay, el Albion Football Club Montevideo, fue fundado el 1º de junio de 1891. Otros clubes ya existentes empezaron a introducir el fútbol gradualmente entre sus diferentes deportes.

Enrique Cándido Lichtenberger (2.1.1873 - 28.4.1934), hijo de padre brasileño de origen alsaciano y de madre inglesa, perteneció al “The English High School” y junto a sus compañeros fundaron el Albion Football Club Montevideo. También fue el promotor de la creación de la “Uruguay Association Football League”, que se convirtió en realidad el 30 de mayo de 1900. Otro pionero fue el profesor inglés William Leslie Poole, que en 1885 llegó de la Universidad de Cambridge a The English High School de Montevideo, en donde hizo mucho por empezar un campeonato de fútbol uruguayo.

El primer presidente de “The Uruguay Association Football League“ fue Percy Davidson Chater (1869-1909), que había nacido en Inglaterra. Fue también el presidente del club que ganó con facilidad el primer campeonato uruguayo, que en 1900 todavía se jugaba por medio de un sistema de liga. Este primer campeón uruguayo fue el Central Uruguay Railway Cricket Club (CURCC) del barrio de Peñarol, que se encontraba a 12 kilómetros al noroeste del centro de la ciudad de Montevideo y que se convertiría más tarde en una parte de la misma. Este fue el club de la Central Uruguay Railway Ltd., que estaba construyendo una red ferroviaria en Uruguay. El CURCC había sido fundado el 28 de septiembre de 1891 y ganó todos sus partidos en el primer campeonato. El subcampeón Albion Football Club fue el único equipo que consiguió marcar un tanto contra el CURCC en todos sus partidos.

Sirva esta breve introducción para presentar el excelente artículo "Los inicios de la Copa Uruguaya", escrito por el amigo Pablo Aguirre Varrailhon para la revista Túnel en abril de 2021, muy esclarecedor sobre los albores del fútbol uruguayo:

 

Los clubes pioneros


Hace 120 años se llevaba a cabo la primera edición del campeonato uruguayo con apenas cuatro equipos. Aquel período amateur del fútbol tenía otros detalles y problemas que con el paso del tiempo se solucionaron para dejar espacio a los nuevos, los de la era profesional. Cuáles fueron los clubes que la formaron inicialmente y cómo se desarrolló ese torneo son algunos de los puntos que nos llevan a ver este deporte desde otra óptica.

Muchos libros dedican cientos de páginas a contar el régimen profesional del fútbol uruguayo que transitó a lo largo de 88 años (hasta este momento) por diferentes situaciones y escenarios; épocas de esplendor y de las otras desde 1932 a la fecha. Pero está más que claro que la génesis no se encuentra en este punto de la historia y –a su vez– puede servir a la hora de evitar algunas discusiones. El inicio de nuestro fútbol de manera organizada es a comienzos del siglo XX, sin contar las experiencias previas que nos llevan al siglo anterior, no muy lejos del momento histórico en Londres cuando los delegados de los colegios británicos se pusieron de acuerdo, en la Taberna del Francmasón (octubre de 1863, a pocos metros del río Támesis), para establecer las bases de este deporte que fue testigo de todos los cambios que se produjeron en el orbe hasta el presente y pone en vilo al mundo entero. La llamada “Copa Uruguaya” tuvo su primera edición exactamente en el año 1900 después de algunos ensayos y como resultado lógico de la formación de una fuerte corriente, cuando se iniciaban clubes a diestra y siniestra, con la sola voluntad de disfrutar de este juego como una nueva diversión.

Para poner un ejemplo: en julio y agosto de ese mismo año de 1900 (1) se formaron cerca de cuarenta clubes de barrio, y recién ese año se fundó la incipiente (y con mucho acento anglosajón) The Uruguayan Association Football League, primer nombre de la actual Asociación Uruguaya de Fútbol (A.U.F.), en un país que a nivel político-social todavía no se había consolidado totalmente. Si mencionamos este inicio “formal” de nuestro fútbol corresponde dar crédito a quienes fueron grandes propulsores de él: la comunidad británica en Uruguay, que ya impulsaba desde hacía dos décadas este deporte, principalmente a través de su práctica en los colegios signados a ellos. Explicar este último punto en particular como corresponde merece su espacio y excede este tema.

En la última década del siglo XIX, con el Montevideo Cricket Club ya fundado en 1861 –como uno de los primeros difusores de este deporte– comienzan a fundarse clubs (término inglés con origen nórdico para referirse a una unión) que son legendarios en los inicios de nuestro fútbol: Albion y el C.U.R.C.C. (Central Uruguay Railway Cricket Club, en la zona de Peñarol), ambos en 1891, Nacional –primer club de origen criollo en participar del torneo que nos ocupa, aunque se sumó más tarde (1899)–, para pasar a agregar otros que siguen hasta nuestros días. Muchos que –a pesar de que desaparecieron– dejaron una huella y otros que apenas lograron llenar formularios de inscripciones y partidos. Cada fin de semana se disputaba un sinfín de encuentros dentro de las posibilidades de los equipos, sobre todo en los campos libres de la zona de Punta Carretas, donde anteriormente unos señores ataviados con singulares ropas daban de patadas a un balón entre sí: eran los “ingleses locos”, al decir de muchos, que bajaban de los barcos a disfrutar de su juego ante el estupor de quienes los observaban.

Los lugareños comenzaron a acercarse y con mucha curiosidad atendieron ese extraño comportamiento hasta comenzar a incorporarlo para finalmente tomarlo como propio. Un vaticinio de lo que sucedería un año después tuvo su primer intento: “en 1899 las entidades deportivas más antiguas y elitistas organizaron un calendario de partidos entre el Curcc, el Albion, el Uruguay Athletic y el Deutscher que incluía a los dos primeros teams de cada uno, con encuentros de ida y vuelta. Según las características del adversario, su posible fortaleza o debilidad, los clubes definían si jugaría el primer conjunto o el segundo. El Albion y el Curcc se enfrentaron por lo menos nueve veces. El sábado se reservaba para enfrentar a los siempre temibles conjuntos de la Royal Navy o a clubes argentinos. Frente a los marinos y a los porteños siempre se alineaba al primer equipo” (2), explica Juan Carlos Luzuriaga, magíster en Historia, quien denominó a este primer intento como un “protocampeonato” en ese fin de siglo.

 

 

galfot

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 

 

Nota: Las imágenes correspondientes a la indumentarias de los equipos están extraídas del libro de Juan Carlos Luzuriaga "Orígenes y desarrollo del Fútbol en Uruguay. Nuevas miradas (1870-1920)" y han sido publicadas con su permiso y el de la editorial Alter Ediciones. En este enlace pueden leer online y descargarse un pdf con la presentación de la mencionada obra (4,22 Mb y 9 páginas).

 


La formalización de la league


Henry Lichtenberger aglutinó como delegado del Albion a los demás clubes para formar la nueva asociación. Las reuniones fueron varias en diferentes lados, como por ejemplo en el café Gambrinus, hasta que con el paso del tiempo se pudo alquilar una pieza. “A las 9 pm el señor Leichemberger [sic], delegado del Albion, dio cuenta del objeto a que había sido convocada la reunión, por invitación del Albion FC que era tratar de formar un ‘League de Football’ bajo las mismas bases de constitución de la ‘Arg. Ass. Football League’. La idea fue bien acogida y después de leerse los reglamentos del AAFL, fue resuelto nombrar una comisión de un delegado de cada club para formar los reglamentos y traducirlos al español”, reza otra de las actas. El dominio británico se tradujo también en los delegados de los clubes; por ejemplo, los delegados del Albion eran A. J. Davies y Lichtenberger, del Curcc el señor P. D. Chater, por el Deutscher señores C. Leopold y L. Deagustini”. La vecina Asociación Argentina sirvió de base y apoyo para la idea en ciernes.

El fútbol rioplatense creció y se desarrolló de la mano hasta nuestros días, tanto en la organización de torneos locales como internacionales, incluso a nivel de selección nacional. Uruguay en el sentido formal se apoyó en su similar vecina para sentar las bases y después hacer camino al andar, como por ejemplo en los aspectos organizativos y para conformar el primer reglamento. “Acta de la reunión celebrada el día 30 de marzo en el local en el local sito en la calle Solís 65. Abierta la sesión se dio lectura del Acta de la reunión anterior, siendo aprobada. Diose [sic] también lectura a las cartas recibidas de los Sres. Secretarios del Albion FC, Uruguay AC y Deutscher FK adhiriéndose a la idea de la formación de la League y nombrando a sus representantes. Se dio lectura a la carta enviada por el Sr. R. Rockbuch Secretario del C.U.R. Cricket Club en la cual proponía algunas modificaciones en los reglamentos”. Otro de los pasos a dar era conseguir una copa para el torneo a disputarse, para lo cual los propios clubes tuvieron que invertir una suma importante para la época. La copa fue importada desde Inglaterra.

Ya hubo quienes vieron en esta nueva actividad organizada un aspecto lucrativo. Recordemos que estos comienzos fueron de carácter amateur, aunque en poco tiempo comenzarían algunos aspectos que de a poco teñirían la actividad para tener un profesionalismo encubierto, por lo menos con los jugadores que se consideraban más importantes. El fútbol comenzó a mover un número importante de personas, no solo de quienes lo practicaban, sino de quienes disfrutaban el espectáculo desde los límites de la línea de cal hacia afuera, y para ello debían hacer el traslado correspondiente. Las canchas quedaban en lo que entonces eran “las afueras de la ciudad”, por lo que las empresas tranviarias vieron una buena oportunidad, lo que para el fútbol se tradujo en diferentes apoyos de estas.

Por ejemplo, en 1899 el Albion pudo inaugurar su novel cancha en la zona que se denominó entonces Paso del Molino (hoy Prado): fue el primer estadio de fútbol en Uruguay. Aunque para Albion, salir de Punta Carretas fue el principio del fin de su supremacía: “El terreno de juego estaba ubicado sobre la avenida 19 de Abril, aproximadamente entre las actuales calles Adolfo Berro e Irigoitía. A sus fondos corría un pequeño arroyo, el Quitacalzones, que vertía sus aguas en el cristalino y a veces caudaloso Miguelete” (3). Toda la infraestructura para este escenario fue construida justamente por la empresa tranviaria de la zona. Algo parecido sucedió con el Parque Central, que como nos cuenta Luis Prats en su libro Montevideo, La Ciudad del Fútbol, “en el origen, el Parque Central era el campo del Deutscher Fussball Klub –la institución de la colectividad alemana–, cedido por sus compatriotas de La Transatlántica en los días en que el fútbol comenzaba a organizarse formalmente. La empresa de tranvías publicó un aviso en la prensa montevideana, el 3 de mayo de 1900, informando que había llamado a propuestas para la construcción de ‘un gran palco y chalet en un terreno de su propiedad sobre el camino Ciblis, con destino a campo de Football’. La propuesta aceptada fue la de la empresa de Eugenio Meirana e hijo, con planos y dirección de Félix Elena” (7).

La asociación todavía estaba manejada desde una óptica reducida y selectiva para ingresar a ella, siempre cercana a ciertos círculos sociales. El fútbol y la pasión popular tirarían rápidamente esos muros en comparación con el resto de América Latina, como lo expresa Pablo Alabarces: “Lichtenberger decidió separarse del Montevideo Rowing Club, del que era socio como buen hijo de familia inglesa, y crear, el 1 de junio de 1891, un club al que él y sus compañeros llamaron, sonora y británicamente, Foot Ball Association, aunque luego, el 21 de septiembre, y después de dos derrotas abultadas frente al Montevideo Cricket, cambiaron su nombre por el de, no menos sonoro y británico, Albion Foot Ball Club. El primer presidente fue William Mac Lean, hijo indudablemente de escoceses. En su debut contra el Montevideo Cricket jugaron J. Adams, H. C. Lichtenberger, T. J. Smith, C. A. Pratt, A. Lichtenberger, W. L. Pepper, A. Clark, E. Decurnex, E. A. Shaw, M. Sardeson, J. D. Woosey, W. Mac Lean, G. P. Swinden y H. A. Woodcock. A pesar de lo que esos apellidos sugieren, todos eran uruguayos: el estatuto del club prohibía la participación de jugadores extranjeros, en lo que puede ser considerada la primera afirmación criollista o criollizadora del fútbol latinoamericano. Más aún: el Albion es el segundo club de la región fundado específicamente para jugar al fútbol, ya que otros clubes latinoamericanos nacidos con anterioridad (el limeño Lima Cricket, de 1859; el Mercedes, de la ciudad argentina homónima, de 1875; el ya mencionado y bonaerense Quilmes, de 1887, el Gimnasia y Esgrima de La Plata, del mismo año) fueron inventados para otras prácticas deportivas, para luego devenir futboleros” (6). La piedra fundamental de nuestro fútbol ya estaba colocada.

 

El primer torneo


Muchos apuntes se pueden recoger sobre los inicios de este torneo, que vale la pena citar a través de diferentes autores. Por ejemplo, podemos comenzar con esta reflexión de Eduardo Gutiérrez Cortinas: “Cabe pensar el afán organizador de Lichtenberger llevaba un íntimo deseo: consagrar al Albion como primer campeón uruguayo. Había sido el azulgrana el más victorioso team del siglo viejo [N. de R. se refiere al siglo XIX], aporte fundamental para el crecimiento de la primera área deportiva criolla: Punta Carretas” (4). Fue entonces que sufrió escisiones que resultaron decisivas para la continuidad generacional del club, la última de ellas fue la que dio nacimiento al Montevideo Wanderers en 1902, otro club histórico de la Copa Uruguaya, que logró obtenerla por primera vez en 1906. Los bohemios, como popularmente se los conoce, ingresaron directamente a la denominada Primera División de entonces, mientras otros dos clubes que también ingresaron a la asociación en el mismo año no tuvieron la misma suerte: fueron Lavalleja FC y River Plate FC, de origen humilde y variopinto que forjaron lo que se denominó la Segunda Categoría junto a los segundos “eleven” de los equipos de la máxima categoría.

Volviendo al primer torneo, “el Albion usaba como distintivo camisa roja y azul por mitades, y tenía su campo de juego en el camino 19 de Abril; Peñarol vestía camisa a cuadros negros y amarillos y su cancha estaba ubicada en el Pueblo Peñarol; el Deutscher tenía como local de juego la llamada cancha chica del Parque Central, después de haberse inaugurado este, y su color era el blanco, y en cuanto al Uruguay Athletic respondía a la camiseta azul y marrón, también por mitades y su campo de juego se hallaba en Punta Carretas” (8). Entre estos cuatro equipos se dirimió el primer campeón. Nacional no pudo ingresar en este torneo por diferentes motivos, aunque el principal radicaría en su conformación: representaba el fútbol criollo, de ahí su nombre y su emblema. Después de mucho trajinar ingresó en el torneo siguiente, donde rápidamente demostró su valía.

Este primer torneo se inauguró entre los dos mejores equipos: Albion y Curcc, el 10 de junio de 1900; se jugó en la cancha del Albion Football Club Avenida 19 de Abril del equipo rojiazul con una presencia estimada de mil espectadores que tuvieron el placer de escuchar previo al partido una banda musical. En aquel histórico partido, pautado para las 2.45 PM y arbitrado por Hogge, Albion formó con E. Sardeson; Hultum y E. Cardenal; Drever, C. B. Poole (capitán) y Cutler; Lichtenberger, J. Sardeson, W. L. Poole, Stewart y Lodge. Los visitantes de la empresa ferroviaria alinearon a F. Fabre; R. Ríos y J. F. Buchanan; C. Ward, L. Mazzuco y J. Jones (capitán); Juan Pena, E. Acevedo, T. Lewis, G. Davies y C. Lindeblat. Muchas de estas personas pueden ayudar a contar otras historias. Los goles fueron de Lodge para el local, mientras que Davies y Acevedo lo hicieron para el vencedor, que ya en este primer partido se llevó un pequeño comentario a las oficinas de la asociación: “Según dicho señor, el Curcc no había cumplido con los reglamentos de esta Asociación al no haber mandado a la Comisión la protesta que el Sr. Capitán de este Club presentara en el campo el día 10 de junio pasado cuando se jugó el partido entre el Albion FC y el Curcc en el Paso del Molino”, en un hecho menor pero que sirve para graficar cómo tenían que hacer camino al andar.

Pocos días después el ganador jugó ante el Deutscher, al que goleó en los dos partidos que se programaron de manera casi consecutiva (8-0 y 9-0), por lo que prácticamente la definición del torneo fue ante Albion, el 22 de julio en Villa Peñarol, al que venció por el mismo score de ida (2-1).

Los capitaneados por William Poole no querían que el futuro campeón terminara invicto el torneo: “El primer tanto lo obtuvo Albion a los pocos minutos de la lucha por intermedio de Juan Sardeson, empatando Peñarol casi de inmediato por shot de Davies y conquistando el gol de la victoria por consecuencia de una magistral jugada de Lewis” (8). El cierre fue ante el Uruguay Athletic, al que también goleó (9-0 y 6-0) para sumar 36 goles a favor y solo dos en contra. El torneo no tenía gran repercusión en los medios gráficos, como sí tenían los partidos internacionales u otros deportes (turf, ciclismo, cricket) una tendencia que fue cambiando a lo largo de la década. La copa entregada al campeón se logró obtener gracias a la gestión del presidente del Curcc, Frank Hudson, quien también administraba la empresa ferroviaria que dio vida a la institución aurinegra.

 

 

Tabla Final de Posiciones

Equipo
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
DIF
PTS
1- CURCC Montevideo
6
6
0
0
36
2
34
12
2- The Albion FC Montevideo
6
4
0
2
22
7
15
8
3- Uruguay AC Montevideo
6
1
0
5
3
25
-22
2
4- Deutscher FK Montevideo
6
1
0
5
4
31
-27
2
TOTALES
24
12
0
12
65
65
-
-

 

 

 

El equipo campeón

 

curcc900


curcc

 

 

CURCC Montevideo: (Trainer: William Davies/England). Anselmo Faustino Fabre - Ricardo De los Ríos, Jaime Buchanan - Carlos Ward, Lorenzo Mazzucco, William Davies (England) - Juan Pena, Edmundo Acebedo, Tomas Lewis, Aniceto Camacho, Frederick Jackson (England). Captain: Edmundo Acebedo (“Fred” Jackson).

Reserve Players: Carlos Lindeblad, Jorge Canning, Juan José Scarrisbrick, Alfred Jones (Wales), William Best (England), Guillermo Davies.

Resultados: Albion: 2-1 en ambas ocasiones, Deutscher 9-0 y 8-0 y Uruguay Athletic 9-0 y 6–0.

 

Info extraída de: www.iffhs.de - Editorial Board: Miguel Romero Colina (Uruguay)

 

 

Consolidar la idea


Las actividades de la asociación se limitaban prácticamente a los aspectos generales del torneo, y para la nueva temporada se elegían también nuevas autoridades. Con la incorporación del Club Nacional de Football –que no resultó sencilla–, también le llegaron las responsabilidades, y para ello Miguel Nebel, integrante tricolor, pasó a ser el tesorero. El balance del primer ejercicio había arrojado un saldo positivo de $ 18,30, según el acta del 2 de mayo de 1901. En la misma ocasión, se estableció el cronograma del nuevo torneo, que tuvo el mismo ganador, aunque se había encendido la luz de una larga disputa entre el equipo del ferrocarril y los criollos.

Si bien el Curcc lo venció al comienzo el torneo, Nacional se ubicó en segundo lugar al finalizar este, con esa única derrota, logrando empatar el partido revancha. Albion comenzaba una silenciosa retirada opacada por una rivalidad que se comenzaba a forjar en detrimento de los demás clubes. Nacional ganó también un bicampeonato para igualar al Curcc: obtuvo los torneos de 1902 y el largo torneo de 1903, que se definió al año siguiente en medio de una contienda civil y con un partido final entre estos dos rivales que merece un capítulo aparte. Los tricolores también representaron a nuestro país con una delegación que viajó a Buenos Aires y logró la primera victoria internacional de un combinado uruguayo. Son muchas las historias alrededor de los comienzos de nuestro fútbol, los albores de la Copa Uruguaya, que ya tiene 120 años de historia.


Notas

1- La otra cara de la gloria, Vito Galeandro, pág. 36.

2- El football del novecientos, Juan Carlos Luzuriaga, pág. 72.

3- Montevideo, la ciudad del fútbol, Luis Prats, pág. 21.

4- 100 años de fútbol, Fascículo 15, Eduardo Gutiérrez Cortinas, pág. 339.

5- Del fútbol heroico, Juan A. y M. Magariños Pittaluga, pág. 67.

6- Historia mínima del fútbol en América Latina, Pablo Alabarces, pág. 59.

7- Montevideo, la ciudad del fútbol, Luis Prats, pág. 33.

8- Del fútbol heroico, Juan A. y M. Magariños Pittaluga, pág. 69.

 

 

 

Artículos relacionados
Albion, Profetas del sport en Uruguay
Batllismo y fútbol
La forja de la rivalidad clásica
A 130 años del primer partido jugado en Uruguay

 

 

 

 

 

campeones

 

Año
Campeón
Descenso
Partidos
Goles
Promedio
Uruguay Association Football League
C.U.R.C.C.
-
12
64
5,33
C.U.R.C.C. 
-
20
64
3,02
Nacional 
-
30
115
3,83
Nacional 
-
42
158
3,52
1904
No Hubo (a)
-
-
-
C.U.R.C.C. 
-
20
48
2,04
Wanderers 
-
30
75
2,50
C.U.R.C.C.
No Hubo
29
98
3,37
Liga Uruguaya
River Plate
Intrépido
89
259
2,91
Wanderers 
Colón / Oriental
110
343
3,11
River Plate 
French
72
206
2,86
C.U.R.C.C. 
Libertad
58
181
3,12
Nacional 
Dublin
56
124
2,21
River Plate
Bristol
57
124
2,17
River Plate 
No Hubo
59
153
2,59
Asociación Uruguaya de Fútbol
Nacional 
Bristol / Independencia
90
200
2,22
Nacional 
No Hubo
72
153
2,12
Nacional 
Defensor
90
201
2,23
Peñarol 
Misiones
90
226
2,51
Nacional 
No Hubo
90
192
2,13
Año
Campeón
Desciende
Partidos
Goles
Promedio
Nacional 
River Plate
132
372
2,81
Peñarol 
Reformers
132
199
2,26
Nacional 
No Hubo
131
259
1,97
Nacional 
Dublin
132
281
2,12
Nacional 
No Hubo
132
270
2,04
1925
Suspendido (b)
Suspendido (b)
78
174
2,23
1926
T.C.P. (c)
T.C.P. (c)
90
238
2,64
Rampla Jrs.

Central, Solferino, Rosarino Central, Belgrano y Universal.

380
942
2,47
Peñarol 
Uruguay Club / Racing / Lito
240
556
2,31
Peñarol 
Liverpool / Colón / Cerro
182
545
2,99
1930
No Hubo (d)
-
-
-
Wanderers 
Misiones
132
356
2,71
 
2877
7269
2,52

 

Notas:

Entre 1923 y 1925 existió paralelamente una Federación Uruguaya de Fútbol y durante 1926 existió un Consejo Provisorio. Los campeones de la F.U.F. fueron Atlético Wanderers y Peñarol (*) y en 1925 no se celebró el campeonato por el cisma existente.

Se incluyen los partidos de desempate (1911 y 1913) y las finales por el título (1903 y 1914).

a- En 1904 el campeonato se suspendió por la Guerra Civil.

b- El 9 de octubre de 1925, el Presidente Serrato dio a conocer su fallo, conocido como “Laudo Serrato”, el cual indicaba el cese de funciones de las autoridades de la AUF y de la FUF y la inmediata suspensión de la actividad deportiva. Nacional era el líder del Campeonato Uruguayo en ese momento. La AUF declaró oficialmente al tricolor como “Primero e Invicto”, pero no como Campeón Uruguayo de 1925, por lo que la institución no cuenta esa temporada entre sus campeonatos conquistados.

c- El Torneo del Consejo Provisorio fue un torneo organizado por el Consejo Provisorio del Football Nacional en 1926 como un campeonato de transición que permitiera unificar las dos asociaciones de clubes existentes en el país tras el cisma de 1922. Se disputó por única vez ese año en dos series: en la serie "A" participaron los clubes que ya estaban clasificados para el Campeonato Uruguayo del año siguiente, y en la serie "B" los clubes que competirían por el derecho a participar en dicho campeonato.

El Club Atlético Peñarol fue el ganador de la serie "A" y el Club Atlético Bella Vista de la serie "B". Este torneo no es reconocido por la Asociación Uruguaya de Fútbol.

d- En 1930 no se disputó el campeonato por la realización del primer Mundial de Fútbol.

 

 

bohemio31
El Montevideo Wanderers de 1931, último campeón de la época amateur. Díaz, Del Bono, Lobos, Ochiuzzi, Ceriani y Tejera. Agachados: Frioni, Rodríguez, Rapetti, Conti y Ferradans.

 

 

 

 

canp


(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 

 



 


Nota: Faltan las fotografías de los siguientes planteles: C.U.R.C.C. 1907 y Nacional 1924. Con la finalidad de completar la galería, se agradecerá encarecidamente el envío de las fotos de los ya mencionados planteles a: claudiobarragan@hotmail.com

 

 

 

Los siguientes son los campeones de la efímera y disidente Federación Uruguaya de Fútbol (F.U.F.).

 

 

 

urusouth04
Uruguayos vs Southampton en 1904 (Fuente: 'Del fútbol heroico', libro de Juan Antonio y Mateo Magariños Pittaluga - Talleres gráficos de A. Ruíz y Cía., 1942 - 274 páginas - Coloreada personalmente online con Colourise SG)

 

 

 

 

resutil

 

trico25
Nacional, el mejor del amateurismo, en la foto el plantel de 1925. Mario Inverso, José Nasazzi, Pedro Arispe, Alfredo Ghierra, Roberto Fiorentino y Diego Carreras. Agachados: Pedro Olivieri (entrenador), Carlos Arturo Suffiotti, Leandro Andrade, René 'Tito' Borjas, Norberto Cassanello y Ángel Romano (Datos I Federico Viana).

 

 

 

 
Equipo
00
10
20
1931
Total
1- Nacional
2
5
4
0
11
2- C.U.R.C.C.
4
1
0
0
5
3- Peñarol
0
1
3
0
4
4- River Plate
1
3
0
0
4
5- Wanderers
2
0
0
1
3
6- Rampla Juniors
0
0
1
0
1
 
TOTALES
9
10
8
1
28


 

 

 

goleadors

 

buchasca
A la izquierda, James Buchanan, el primer goleador (C.U.R.C.C.). A la derecha Héctor "El Mago" Scarone (Nacional), el jugador más veces goleador. El tricolor se erigió como máximo anotador del torneo en cinco temporadas.

 

 

 

Año
Jugador
Equipo
Goles
1900
James Buchanan C.U.R.C.C.
6
1901
Juan Pena C.U.R.C.C.
6
1902
Bolívar Céspedes Nacional
11
1903
Juan Pena C.U.R.C.C.
16
1905
Aniceto Camacho C.U.R.C.C.
6
1906
Rafael de Miquelerena Wanderers
6
1907
José Zuazú Nacional
6
1908
Alberto Cantury Nacional
10
1909
Alberto Cantury Nacional
12
1910
Alberto Cantury Nacional
9
1911
Felipe Canavessi C.U.R.C.C.
10
1912
Pablo Dacal Nacional
10
1913
Lucio Gorla Nacional
9
1914
José A. Piendibene Peñarol
11
1915
Carlos Scarone Nacional
13
1916
José A. Piendibene Peñarol
8
1917
Héctor Scarone Nacional
14
1918
Héctor Scarone Nacional
22
1919
Manuel Varela Nacional
10
1920
Héctor Scarone Nacional
19
Santos Urdinarán Nacional
19
1921
Pablo Terevinto Peñarol
12
Año
Jugador
Equipo
Goles
1922
Ángel Romano Nacional
12
1923
Héctor Scarone Nacional
20
1924
Pedro Petrone Nacional
20
1925
Carlos Amatto (1) Nacional
10
1926
Antonio Sacco (2) Peñarol
6
1927
Pedro Petrone Nacional
14
1928
Pablo Terevinto Peñarol
16
1929
Héctor Scarone Nacional
14
1931
Conduelo Píriz Nacional
8
Pedro Duarth Nacional
8

 

Notas:

Se incluyen los partidos de desempates (1911 y 1913) y finales por el título (1903 y 1914).

Según una información aportada por Gabriel López en los años 1906 y 1916 Nacional tiene registrado como goleadores a Amílar Céspedes (7 goles) y Héctor Scarone (9 goles).

1- Lideraba la tabla de goleadores cuando se suspendió el campeonato.


 

 

Total de goleadores por equipo

#
Equipo
Goleadores
Nacional
21
C.U.R.C.C.
5
Peñarol
5
Wanderers   
1
#
TOTALES
32

 

 

sentados
El público de antes (Fuente: 'Del fútbol heroico', libro de Juan Antonio y Mateo Magariños Pittaluga - Talleres gráficos de A. Ruíz y Cía., 1942 - 274 páginas - Coloreada personalmente online con Colourise SG)

 

 

 

6 - Resumen General Estadístico (1900 - 1931)

 

Totales Generales de la Epoca Amateur

Equipo
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
DIF
PTS
TD
1- Nacional
513
353
91
69
1113
335
778
797
29
2-Wanderers
497
241
116
140
712
457
255
598
27
3- Peñarol
304
202
61
41
571
171
400
465
14
4- Central
350
110
89
151
367
470
-103
309
18
5- Rampla Juniors
212
121
47
44
324
162
162
289
9
6- Universal
310
104
64
142
331
414
-83
270
16
7- River Plate
234
102
58
74
314
264
50
262
14
8- C.U.R.C.C.
160
110
23
27
376
106
270
243
13
9- Bella Vista
173
73
47
53
230
187
43
193
7
10- Liverpool
233
62
65
106
197
278
-81
189
10
11- Lito
187
62
59
66
237
224
13
183
8
12- Dublin
241
65
43
133
241
396
-155
173
13
13- Defensor
168
61
50
57
213
199
14
172
7
14- Belgrano
196
52
57
87
145
236
-91
161
9
15- Sud América
116
41
40
35
130
110
20
122
4
16- Misiones
134
45
32
57
149
185
-36
122
5
17- Capurro
130
43
32
55
157
190
-33
118
5
18- Racing
127
38
35
54
145
182
-37
111
5
19- Reformers
160
28
55
77
95
225
-130
111
9
20- Olimpia
116
38
32
46
142
193
-51
108
4
Equipo
PJ
PG
PE
PP
GF
GC
DIF
PTS
TD
21- Uruguay Onward
141
28
40
73
117
231
-114
96
7
22- Bristol
114
30
22
62
132
202
-70
82
7
23- Charley
164
21
38
105
94
317
-223
80
8
24- Cerro
94
26
24
44
100
177
-77
76
3
25- Colón
76
22
17
37
94
125
-31
61
3
26- Uruguay Club
68
17
24
27
68
100
-32
58
2
27- Fénix
56
18
18
20
49
63
-14
54
3
28- Albion
62
17
8
37
66
131
-65
42
6
29- Montevideo
47
12
7
28
44
100
-56
31
3
30- Solferino
38
10
10
18
41
59
-18
30
1
31- Deutscher
36
10
4
22
44
96
-52
24
4
32- Rosarino Central
38
6
10
22
29
52
-23
22
1
33- French
54
9
4
41
53
152
-99
22
3
34- Uruguay A.C.
36
9
2
25
26
91
-65
20
4
35- Libertad
30
7
4
19
30
56
-26
18
2
36- Teutonia
18
6
2
10
26
40
-14
14
2
37- Triunfo
21
3
3
15
17
64
-47
9
2
38- Independencia
32
0
7
25
19
63
-44
7
2
39- Intrépido
38
3
0
35
11
110
-99
6
3
40- Oriental
20
1
2
17
18
46
-28
4
1
41- Nacional B
10
0
0
10
2
10
-8
0
1
TOTALES
5754
2206
1342
2206
7269
7269
0
-
-

 

Notas:

C.U.R.C.C. y Peñarol están considerados como equipos independientes, siendo el segundo solamente heredero de la tradición del primero, que desapareció el 22 de enero de 1915.

El Deutscher Fussball Klub, club de la comunidad germana afincada en Montevideo. fue fundado en 1897. En 1905 cambió su nombre por el de Sport Club Teutonia y volvió a cambiar su nombre a fines de 1906 por el de Club Atlético Montevideo, desapareciendo en 1909.

 

 

 

Descargue aquí "Dársena gloriosa" y "Decano entre Decanos" documentos PDF de 16 y 30 páginas respectivamente con datos sobre el desaparecido River Plate F. C. y el Montevideo Cricket Club, equipos que vertebraron el nacimiento de nuestro fútbol. El material ha sido recopilado por Gustavo Castro, nuestro corresponsal para Uruguay y Brasil.

 

 

 

7- Entrenadores Campeones (1900 - 1929)

 

davies
Guillermo Davies, el primer entrenador campeón (C.U.R.C.C.). Fue quien marcó el primer gol oficial de su desaparecido club. Se retiró de la actividad deportiva en el año 1908.

 

 

La siguiente y parcial relación de entrenadores campeones del Amateurismo ha podido ser confeccionada gracias al aporte de Gabriel Ladetto Porrini.

Según comenta Federico Viana, en una primera instancia los entrenadores eran los capitanes. Muchas veces el entrenador incluso solamente era el preparador físico del equipo y era la Directiva del club quien decidía las alineaciones. El caso de Bértola en Nacional es excepcional, el jugador era el capitán del segundo equipo tricolor, pero debido a su personalidad y su actividad deportiva multidisciplinar (boxeo, balonmano, etc.) fue puesto como entrenador del primer team.

En 1918 Bértola se fue a jugar al Grêmio, donde dejó un recuerdo imborrable que cimentó la histórica amistad entre ambos clubes. Bértola fue incluso cónsul de Grêmio en Montevideo al volver al país y fue el segundo entrenador en la historia de la selección chilena.

 

 

Año
Equipo
Entrenador
1900
C.U.R.C.C. Guillermo Davies
1901
C.U.R.C.C. Guillermo Davies
1905
C.U.R.C.C. Guillermo Davies
1907
C.U.R.C.C. Ceferino Camacho
1911
C.U.R.C.C. Ceferino Camacho y John Harley
1917
Nacional Julián Bértola
1918
Peñarol John Harley
1921
Peñarol Ceferino Camacho
1922
Nacional Pedro Olivieri
1923
Nacional Pedro Olivieri
1926
Peñarol Leonardo de Lucca
1928
Peñarol Juan Carlos Bertone
1929
Peñarol Juan Carlos Bertone


 

publico
Las multitudes acudían imantadas por el bello despliegue de los players en el field (Fuente: 'Del fútbol heroico', libro de Juan Antonio y Mateo Magariños Pittaluga - Talleres gráficos de A. Ruíz y Cía., 1942 - 274 páginas - Coloreada personalmente online con Colourise SG)

 

 

 

 

 

9- Las 'grandes' deserciones de 1908

 

1908-1
La revista La Semana publicó estas caricaturas de figuras del fútbol en 1909, un año después de los hechos aquí narrados: Aníbal Falco de Nacional, Fernando Lourtet de River Plate, Juan Pena del C.U.R.C.C. y Cayetano Saporiti de Wanderers (Fuente I Ovación Digital).

 

En el año 1908 Nacional y C.U.R.C.C. abandonaron la Copa Uruguaya por discrepancias con algunos fallos que les perjudicaron y decidieron organizar una serie de partidos enmarcados dentro de la llamada Copa Cat que terminó ganando el equipo tricolor.

A continuación reproduzco el artículo escrito por Luis Prats, "Los grandes formaron su 'liga' propia en 1908" en Ovación, el 30.09.2018, con algunas breves acotaciones de mi autoría:

 

El C.U.R.C.C. atravesaba problemas deportivos como consecuencia de la gran huelga ferroviaria de ese año. Varios jugadores se fueron a clubes locales o de Argentina y el equipo se desarmó. Claro que buscando reemplazantes sus dirigentes dieron con un muchacho de Pocitos, José Piendibene, que con el tiempo se convertiría en el mayor ídolo del club en el período amateur.

Pero las divergencias con la Liga Uruguaya de Football (la actual A.U.F.) se sucedieron. Por ejemplo, cuando se fijó un partido ante River Plate F.C. en un feriado nacional pero laborable para los funcionarios ferroviarios. Después, se desechó su protesta cuando el Montevideo lo enfrentó incluyendo a dos futbolistas del Bristol. Y cuando la Liga anuló su triunfo sobre Dublín por la invasión de algunos hinchas, C.U.R.C.C. decidió dejar el torneo el 19 de septiembre.

Al otro día, El Día informaba: “Se reunió la Liga y después de aceptar la eliminación del C.U.R.C.C. (Peñarol) en virtud de no haber admitido concesiones de ningún género para el mejor éxito de las gestiones de arreglo iniciadas, se pasó a formar el programa de partidos para hoy”. El periódico no aclaró más sobre el asunto.

Mientras tanto, Nacional enfrentaba a Wanderers por la semifinal de la Copa de Honor. Se impusieron los bohemios 2-1 y Nacional protestó el partido debido a que consideró ilícito el primer gol rival. También hubo incidentes. Por entonces los fallos de los árbitros eran apelables ante la Liga, que podía cambiar los resultados. Pero en este caso se rechazó el reclamo y los albos también decidieron dejar la Copa Uruguaya a comienzos de octubre.

Según el diario El Siglo del 17 de octubre, Nacional “resolvió retirar sus equipos y cesar su afiliación a aquella corporación”. Sin embargo, días más tarde La Tribuna Popular publicó: “A las muchas cartas que hemos recibido sobre este asunto manifestamos que lo único que hay de cierto es que ‘Nacional’ ha retirado sus teams de la Liga sin dejar de quedar afiliado a la Liga Uruguaya de Football”.

 

1908-2
Equipo de Nacional que derrotó al C.U.R.C.C. por 1-0 por la Copa Juan Cat en el G.P.C. con gol de Jose Pedro Urrestarazú el 18.10.1908). (Fuente I Comisión Historia y Estadístical del C.N.deF.).

 

Es imaginable que la decisión de ambos clubes “voluntariamente proscriptos”, según los definió El Siglo, provocó revuelo entre los aficionados, pero la prensa fue escueta en sus informaciones sobre el tema. A diferencia de lo que sucedería hoy, no hubo entrevistas con dirigentes o jugadores para que justificaran sus posturas.

La Copa Uruguaya continuó sin los grandes, que perdieron los puntos que les restaban por disputar, aunque alguna versión histórica asegura que incluso les quitaron los que habían ganado hasta entonces. Ambos estaban peleando el título y sólo habían sido derrotados por River.

El de 1908 fue un certamen bastante accidentado, pues Intrépido resultó eliminado de oficio al no presentarse a cuatro partidos y no abonar la cuota reglamentaria a la Liga. El campeón fue justamente el viejo River de la Aduana, con siete puntos de ventaja sobre Wanderers. No hubo descensos y tanto C.U.R.C.C. como Nacional se reintegraron para la temporada siguiente.

Pero ambos no permanecieron inactivos lo que quedaba del año: decidieron jugar una serie de clásicos por la Copa Cat, en homenaje al gerente de la Sociedad Comercial de tranvías, Juan Cat, habitual colaborador del fútbol. Se disputaría al mejor de tres partidos, pero al final fueron cuatro, todos en el Parque Central. Nacional ganó el primero 1-0 el 18 de octubre con gol de Urrestarazú.

El Siglo escribió al otro día: “Flameando gallardamente, acariciadas por el vientecillo primaveral, las banderas de los dos irreconciliables adversarios de todas las épocas, de todos los años, irreconciliables siempre y siempre en pugna (aparecieron) como cambiándose un saludo amistoso después de tanto tiempo de divorciadas pasiones”.

Los clásicos resultaron, como se esperaba, un éxito de público y ratificaron la popularidad de ambas divisas. C.U.R.C.C. se impuso 3-1 el 1° de noviembre con dos goles de Piendibene y otro de Canavessi, descontando Zerbino.

El tercero quedó en amistoso porque se registraron incidentes en el preliminar (Nacional se impuso con gol de Zerbino el 8 de noviembre). Nacional obtuvo el título al imponerse 3-2 el 22 de noviembre, luego de dos alargues. Convirtieron Canturi, Urrestarazú y Demarchi para los albos, Canavessi y Manito para los aurinegros.

 

19088-3
A la izquierda Ferro, a la derecha el C.U.R.C.C. Foto del 11.10.1908, partido amistosos jugado en Caballito (Bs As.) y ganado por los uruguayos por 5-0 (Fuente I Pies de Calumin).

 

Nacional jugó, en el interín de su deserción del torneo doméstico, dos partidos contra el San Isidro argentino. El tricolor venció 2-0 en Argentina y 3-2 en Montevideo y luego venció también al team argentino Porteño F.C. por 4-1. El C.U.R.C.C. también concertó dos amistosos ante otro club argentino y ferroviario, Ferro Carril Oeste de Buenos Aires (que militaba en la Segunda División argentina). Ganó ambos, 5-0 de visitante (con tres goles de Piendibene y dos de Canavessi) y 1-0 en pueblo Peñarol. Más importante que eso, descubrió en su rival a un centre half escocés de notables condiciones, John Harley. Pronto lo tuvo en sus filas. Y Harley enseñó a los uruguayos el passing game escocés, el juego de pases que transformaría la forma de concebir el fútbol en este país.

 

1908-4
El escocés John Harley (1886-1960) , que jugaría en el C.U.R.C.C. y luego Peñarol entre 1909 y 1920 (Fuente I Historia de Peñarol).

 

 

 

 

 

09- El Cisma: la crisis del fútbol uruguayo de 1922

 

 

cisma1
El 12 de noviembre de 1922, Peñarol venció 2-1 a Racing por la Copa Municipio de Avellaneda. Dos días después, y a causa de la realización de este cotejo, la Asamblea de la AUF desafilió a Peñarol y Central, dando comienzo al cisma del fútbol uruguayo (Fuente I Padre y Decano).

 

El siguiente artículo, "Qué fue y qué provocó el cisma, la crisis de 1922 en el fútbol uruguayo" escrito por Nelson Vicente y publicado el 10.11.2019 en Ovación Digital, es bastante ilustrativo de la primera gran crisis del fútbol uruguayo y sirve para explicar el criterio sobre la adjudicación de títulos aplicado en esta sección.


En pocos días, más precisamente el próximo jueves 14 de noviembre, se cumplirá un nuevo aniversario de un importante acontecimiento ocurrido en el año 1922, cuando se produjo la desafiliación de la Asociación Uruguaya de Fútbol de los clubes Peñarol y Central, acusados de haber violado los estatutos asociacionistas por parte de esas dos instituciones. Eso dio inicio al llamado cisma del fútbol uruguayo.

Al iniciarse la década de los años ‘20, un grupo de importantes clubes argentinos, River Plate, Racing, Independiente y San Lorenzo, entre otros, se habían alejado voluntariamente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), fundando por su parte la Asociación de Amateurs.

La Asociación Uruguaya de Fútbol nunca reconoció oficialmente a la liga de Amateurs, continuando con su relacionamiento oficial con la AFA y prohibiendo expresamente que las instituciones uruguayas se enfrentaran con los clubes disidentes del vecino país.

En setiembre de 1922, poco antes de viajar a Brasil para la disputa del Campeonato Sudamericano, Peñarol (que tenía firmes lazos de amistad con algunas de esas instituciones disidentes) exigió que la AUF no se enfrentara a la AFA, porque la institución aurinegra consideraba que la AFA no era la fiel representante del fútbol argentino.

La AUF concurrió a disputar el certamen sudamericano sin contar con jugadores aurinegros, por la decisión tomada por Peñarol, de no ceder a sus futbolistas para defender a la Selección uruguaya.

Posteriormente, Peñarol y Central solicitaron autorización para ir a jugar con clubes argentinos disidentes, autorización que les fue negada reiteradamente por parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Ante esta situación, y tomando en cuenta que Peñarol y Central igualmente iban a disputar sus partidos pactados con clubes disidentes de la AFA, el viernes 10 de noviembre el Consejo Superior de la AUF informó a Peñarol y a Central que si iban a jugar a Buenos Aires, corrían el riesgo de ser desafiliados.

Ambas instituciones no tomaron en cuenta la advertencia, disputando sus respectivos partidos, el domingo 12 de noviembre.

Ese mismo día, en Montevideo, la selección uruguaya vencía a su similar de Argentina por 1 a 0, adjudicándose la Copa Lipton, el trofeo más antiguo disputado entre los dos países rioplatenses.

La presencia de Peñarol y Central en Buenos Aires, desobedeciendo el mandato de la AUF, motivó que el martes 14 de noviembre, la asamblea tomara la decisión de desafiliarlos de la AUF, en una resolución histórica, que fue votada por amplia mayoría (16 a 1) con el único voto en contra del club Lito.

 

cisma2
Nota de prensa sobre la desafiliación de Central y Peñarol (Fuente I Padre y Decano).

 

La actividad oficial organizada por la AUF continuó con el desarrollo de la temporada, consagrándose el Club Nacional de Football como campeón uruguayo 1922.

Antes de finalizar el mes de noviembre, los dos clubes mencionados, Peñarol y Central, ya expulsados de los registros de la AUF, fundaron la Federación Uruguaya de Football, en una asamblea presidida por el presidente de Peñarol, Julio María Sosa, la que fue realizada en la misma sede del club Peñarol, sitio en el que, posteriormente, la FUF continuó realizando sus reuniones. La actividad de la FUF contó con la participación de algunos clubes barriales y empresariales, más algunos que se formaron en esos días.

Consolidando su posición oficialista, la AUF continuó con su actividad en 1923, afiliándose a la FIFA. De ahí en adelante, la única institución reconocida por la FIFA y la Confederación Sudamericana de Fútbol siguió, y sigue siendo en la actualidad, la Asociación Uruguaya de Fútbol.

En 1923 se organizó en Montevideo el Campeonato Sudamericano, en el que Uruguay, representado por jugadores de la AUF, se consagró nuevamente campeón.

Fue la AUF la que representó oficialmente a Uruguay en los Juegos Olímpicos de 1924, donde Uruguay logró la primera medalla de oro de su historia, sin contar, por supuesto, con la participación de jugadores de la FUF.

Un logro histórico, considerado como el primer Campeonato Mundial y Olímpico que obtuvo nuestro país, reconocido por la FIFA.

Ese año, Nacional volvió a consagrarse campeón uruguayo, obteniendo el título por tercer año consecutivo, siendo, al igual que los dos campeonatos anteriores, los únicos que son reconocidos oficialmente por la AUF y, por lo tanto, también por la Confederación Sudamericana y por la FIFA.

En 1925, por gestiones de un sector de la prensa montevideana, se comenzaron los contactos para reunificar al fútbol uruguayo, elevándose una solicitud de intermediación al presidente de la República, Ing. José Serrato, quien se puso a trabajar en el tema, contando con el asesoramiento de diez personalidades directamente vinculadas al ámbito del fútbol.

El presidente de Peñarol seguía siendo Julio María Sosa, un periodista y político que llegó a ser director del diario El Día y también ocupó la presidencia del Consejo Nacional de Administración, órgano que, constitucionalmente, compartía entonces el Poder Ejecutivo en Uruguay conjuntamente con la Presidencia de la República.

El 9 de octubre de 1925, el Presidente Serrato dio a conocer su fallo, conocido como “Laudo Serrato”, el cual indicaba el cese de funciones de las autoridades de la AUF y de la FUF y la inmediata suspensión de la actividad deportiva. Se decidió la creación del “Consejo Provisorio de Football Nacional”, integrado por quienes habían sido los diez asesores de Serrato. Este Consejo Provisorio tuvo como función principal la organización de toda la futura actividad del fútbol uruguayo.

El club Nacional era el líder del Campeonato Uruguayo en ese momento. La AUF declaró oficialmente al tricolor como “Primero e Invicto”, pero no como Campeón Uruguayo de 1925, por lo que la institución no cuenta esa temporada entre sus campeonatos conquistados.

El “Consejo Provisorio” cesaría en sus funciones una vez cumplida la reorganización y se regiría para su cometido por lo establecido en el Laudo Serrato y en todo lo que no se opusiera al mismo, por el estatuto de la AUF, que era la única reconocida oficialmente por la Confederación Sudamericana y por la FIFA, quedando de esa manera marcada la desaparición de la FUF, desapareciendo también con ella algunos clubes que la integraban: Peñarol del Plata, Roberto Chery, Roland Moor, Solferino, Firestone, Livingstone y Triumph Juniors, entre otros. Entre los clubes que todavía existen figuraban Defensor, Central, Cerro, Sud América y Colón, más Miramar y Misiones, luego fusionados.

En 1926 no se disputó el Campeonato Uruguayo y así quedó expresamente establecido antes del comienzo de la temporada, por lo que no hubo, y por lo tanto es imposible que exista, un “Campeón Uruguayo de 1926”. Ese año se disputó solamente el Campeonato del Consejo Provisorio, que se desarrolló en dos series, teniendo como única finalidad definir cuáles serían las instituciones que competirían en la Primera División del Campeonato Uruguayo de 1927 y cuáles formarían parte de la segunda divisional, denominada Intermedia. Así lo destacaba el Laudo Serrato, expresando textualmente en su artículo octavo: “El año deportivo de 1926 se destinará a la selección necesaria para clasificar a los clubes que integrarán la Primera División y la División Intermedia”, en 1927.

La serie A del torneo Consejo Provisorio tuvo como ganador a Peñarol y la serie B se la adjudicó el club Bella Vista.

Aquí surge la diferencia entre los títulos que Peñarol afirma tener, al considerar que fue el campeonato oficial de esa temporada, y quienes sostienen que en 1926 la AUF no estaba en funciones y, por lo tanto, la Copa Uruguaya no estuvo en disputa, porque se jugó por la Copa “Héctor R. Gómez”.

La disputa del Campeonato Uruguayo organizado oficialmente por la AUF retornó en 1927, contando con la participación récord de 20 clubes. Ese año, Rampla Juniors fue el campeón uruguayo.

 

 

 

 

 

 

10- Galerías fotográficas diversas

 

A continuación se ofrecen cinco galerías fotográficas que pretenden condensar en imágenes la atmósfera que, y en la que se generaba el incipiente mundo futbolístico uruguayo. Debemos tener en cuenta que se trata de un Uruguay joven, aquel de principios del siglo XX, un estado que estaba llevando a cabo un gran proceso de construcción de la identidad nacional y en la que el fútbol jugaría un papel fundamental a la hora de reconocernos como país y proyectar esa imagen al exterior.

En un marco que transpiraba amateurismo puro y duro lo que actualmente podemos considerar ingenuidad se mezcla con unoa conceptos de honor y caballerosidad hoy casi perdidos ante la monstruosa mercantilización de un fútbol, el de hoy, absolutamente fagocitado por el capitalismo y su pérfido afán de lucro desmedido.

A continuación podrán observar instantáneas de partidos protagonizados por grandes equipos que han desaparecido, las fotos de algunas de las personalidades, protagonistas de dentro y fuera de las canchas, que forjaron la historia de un pequeño país ganador que deslumbró al mundo por su temple y técnica, análisis de los partidos disputados, cargados de anglicismos hoy desaparecidos, semblanzas de memorables teams y jugadores y también anuncios de las primeras firmas comerciales, muchas de ellas de nuevo cuño por el nicho que generaba este deporte, que vieron en el football, la manera de catapultar sus marcas, incluso las de cigarrillos, hoy algo impensable siquiera.

He utilizado como fuentes de información revistas de un arco temporal de poco más de tres décadas (1902 - 1934) alojadas en la excelente hemeroteca online de la Biblioteca Nacional del Uruguay, a lo que he sumado hallazgos generados por un personal y denodado rastreo web.

 

Partidos

Prensa (general)

Prensa (equipos)

Personalidades

Publicidad

Dibujos y Caricaturas

 

 

partidos

 

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 

 

 

 

prensa-gral

 

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 



 

 

 

prensaequip

 

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 



 

 

 

persons

 

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 



 

 

 

pub

 

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 



 

 

 

 

enc-dibcar

 

(Click en la imagen para ampliar y ver posterior pase de diapositivas)

 

 

 

 

 

 

 

publico_femenino
Público femenino en un partido del Albion (Fuente: Revista Uruguay Football Nº6 - 14.06.1902).

 

 

 

escuauf

 

 

Última actualización: 14.09.2021

 

 

 

banner-redes instagram youtube issuu tumblr twitter

 

 

 

 

footer clau