Índice de contenidos

 

1- Uruguay 1930

2- Italia 1934

3- Francia 1938

4- Brasil 1950

5- Suiza 1954

6- Suecia 1958

7- Chile 1962

8- Inglaterra 1966

9- México 1970

10- Alemania 1974

11- Argentina 1978

12- España 1982

13- México 1986

14- Italia 1990

15- Estados Unidos 1994

16- Francia 1998

17- Corea / Japón 2002

18- Alemania 2006

 

 

 

 

 

La Copa del Mundo de 1930 se alojó en una sola ciudad, Montevideo, con sus 3 estadios (Centenario, Pocitos y Parque Central).

Como Uruguay carecía de un estadio adecuado para llevar a cabo el certamen, debió construir en sólo seis meses el mismo, entre enero y junio de 1930.

El nombre de Centenario fue dado porque ese año se cumplían cien años de la Jura de la Constitución uruguaya y de su nacimiento como estado independiente. La obra se finalizó poco antes de comenzar el torneo, y no pudo ser utilizada hasta el noveno partido de la Copa, debido a que fuertes lluvias inundaron su campo de juego. Su capacidad inicial era de 80.000 espectadores, costo un millón y medio de dólares de la época y ocupó una extensión de 450.000 m2.


El día 13 de julio, en el minuto 19 del partido FranciaMéxico, disputado en el ya inexistente estadio de Pocitos, el jugador francés Lucien Laurent vence al guardameta azteca Bonfiglio y marca el primer gol de los Mundiales. Finalmente ganarían los galos por un contundente 4 a 1.

La Copa Jules Rimet tenía una altura de treinta centímetros, pesaba cuatro quilos y costó 50.000 francos suizos.

El portero francés Alex Thépot es el primer jugador en abandonar un partido, al lesionarse, es sustituido por su compañero Augustin Chantrel. El rumano Steiner es el primero en fracturarse en una Copa del Mundo.

Si bien las tarjetas amarillas y rojas comenzaron a utilizarse en la Copa de México 1970, los árbitros siempre tuvieron la autoridad para echar a un jugador. El primero en ser expulsado fue el capitán peruano Mario de Las Casas, en el partido que su equipo perdiera frente a Rumania por 3 a 1 el día 14 de julio, este es, a su vez, el partido que ha registrado la menor asistencia de público en un Mundial con tan solo 300 espectadores.

En esta Copa del Mundo no se permitían los reemplazos de jugadores y no hubo rondas de clasificación, los equipos participaron por invitación.

El 18 de julio y frente a Perú, el uruguayo Héctor “Manco” Castro marca, en el minuto 61, el primer gol, único y de la victoria para la selección celeste, en el Centenario, prodigio arquitectónico para la época.

El famoso cantante de tangos Carlos Gardel, cantó en las concentraciones de los jugadores uruguayos y argentinos.

El rey Carol, de Rumania, debió interceder ante los empleadores de los jugadores de su país, para conseguir el permiso que les posibilitara seguir en sus trabajos al finalizar el Mundial. Además, él mismo se encargó de seleccionar los jugadores que participarían de la Copa, y se hizo cargo de todo los gastos.

Durante la final entre Uruguay y Argentina, cada selección pretendió jugar con un balón fabricado en su país, por lo que el árbitro del cotejo, el belga Jan Langenus, decidió emplear una en cada tiempo.

Todavía existe una diferencia de opinión en un punto estadístico de interés: mientras la FIFA y varias otras fuentes le dan el honor de haber sido el primero en anotar tres goles en un partido de Campeonato Mundial al norteamericano Bertram Patenaude (el 17 de julio de 1930, contra Paraguay), otros dicen que fue Guillermo Stábile de Argentina el primero en lograrlo, dos días después, contra México.

El árbitro uruguayo del partido YugoslaviaBolivia, Francisco Mateucci, con 27 años y 62 días, se convirtió en el árbitro más joven en presidir un encuentro en el marco mundialista.

La misma edad ostentaba el entrenador más joven de todos los mundiales, el argentino Juan José Tramutola, que tenía 27 años y 267 días cuando su equipo jugó el primer partido contra Francia. En ese encuentro, jugado el 15 de julio, el árbitro brasileño Almeido Rego terminó el partido cuatro minutos antes del tiempo reglamentario, cuando los europeos parecían a un paso de conseguir el empate. El público invadió entonces la cancha para protestar y mientras la policía montada sacaba a los intrusos, un juez de línea comentó a Rego el error en el que había incurrido. Para corregirlo mandó a buscar a los jugadores a los vestuarios y reanudó el partido.

En el partido BrasilYugoslavia se registra el menor promedio de edad hasta el momento, 21 años y 258 días.

El mexicano Manuel Rosas le marcó al guardameta argentino Angelo Bossio el primer gol de tiro penal en la historia de los Mundiales.

 

 

 

 

 

Por primera vez se juegan las eliminatorias. Italia, el país organizador, también debió jugarlas.

El líder italiano Benito Mussolini se puso al servicio del equipo italiano, otorgando a los futbolistas un lugar de concentración apropiado. Los jugadores italianos, al ganar el campeonato, realizaron el saludo fascista.

Los argentinos Luis Monti, Raimundo Orsi, Enrique Guaita y Atilio Demaría fueron los primeros jugadores del mundo en competir para una selección extranjera (la de Italia) y utilizando la figura legal del “oriundo” (hijo o nieto de italianos).

El 27 de mayo el brasileño Valdemar de Brito se convirtió en el primer jugador en fallar un penal cuando el guardameta español Zamora detuvo su disparo. España ganaría ese partido por 3 a 1.

La final se jugó en el Estadio del Partido Nacional Fascista (Flamino), con una capacidad para 55.000 espectadores e inaugurado en 1928.

 

 

 


 

Mussolini les hizo llegar a los jugadores de su país un telegrama con el texto “Vencer o morir”. Cuando los futbolistas italianos ganaron su partido debut, realizaron el saludo fascista, recibiendo un enorme abucheo por parte del público francés.

Las Indias Holandesas, hoy Indonesia, es el primer país asiático en participar de la Copa del Mundo.

Se utilizó por primera vez el balón con válvula, invención de unos argentinos.

En este Mundial Brasil y Polonia se enfrentaron bajo una lluvia torrencial. Leónidas, se cansó del barro y para quitarse peso de los pies se sacó los botines y se los tiró a su entrenador. El delantero brasileño quería seguir descalzo pero el árbitro se lo impidió. Poco después, Leónidas perdió un zapato en medio del área rival y con un pie descalzo hizo un golazo: una acción que hoy en día sería invalidada. En ese partido el polaco Ernst Willimowski marcaría cuatro goles, al igual que Leonidas, pero pasaría a la historia por ser el único jugador que marca cuatro tantos en un encuentro e igualmente pierde el partido. El resultado del encuentro fue Brasil 5 – Polonia 4.

Era el 16 de junio de 1938 y el encuentro entre Italia y Brasil en el estadio Velodrome en Marsella llevaba una hora de juego. Italia ganaba por 1 a 0 y tenía la oportunidad de aumentar a través de un penal. El jugador encargado para tales situaciones normalmente era Guiseppe Meazza, pero tenía un problema: el elástico de sus pantalones se había roto. Sin embargo, Meazza no se detuvo; con su mano izquierda sostuvo los pantalones, con la derecha colocó la pelota en el punto penal y no le dio ninguna oportunidad al arquero brasileño con su remate. Italia ganaría el partido y avanzaría a la final donde defendería exitosamente su título.

Se produce también en este evento la anotación del primer gol en contra o autogol, su autor fue el jugador suizo Ernst Lötscher y se produjo en el partido de desempate de la primera fase que enfrentó a su selección con la de Alemania. Se jugó el día 9 de junio y los suizos ganaron 4 a 2.

Se incorporan los números en las camisetas de los jugadores.

La final se jugó en el estadio de Colombes, con capacidad para 65.000 espectadores e inaugurado en 1922.

 

 

 

 

Para celebrar esta Copa, los brasileños construyeron el estadio Maracaná, el más grande del mundo, con capacidad para 200.000 personas, levantado en sólo 22 meses.

El partido final entre Brasil y Uruguay, disputado el día 16 de julio, se jugó a estadio repleto, siendo el partido que más presencia de espectadores tuvo en la historia de los mundiales. Pagaron por ver ese encuentro 199.854 personas. Se calcula que en el estadio había más de 205 mil personas y 155 mil de ellas se encontraban sentadas.

Las autoridades brasileñas, desconsoladas como el resto de sus compatriotas por la derrota de su equipo frente al de Uruguay en la final, olvidaron entregar el trofeo a los nuevos campeones, por lo que Jules Rimet debió ingresar al campo de juego para llevar adelante esa ceremonia. Además, la banda de música presente ese día en el estadio no tenía la partitura del himno uruguayo, lo que revela el ánimo que presentaban los organizadores sobre el resultado.

En la zona de clasificación asiática para este mundial, Burma, Filipinas e Indonesia desistieron de participar clasificando automáticamente a la India que a su vez renunció a su plaza en el certamen por la exigencia de la FIFA de que sus descalzos jugadores usaran botines.

El jugador uruguayo Alcides Ghiggia se convierte en el primer futbolista que marcó tantos en todos los partidos, incluyendo la final.

El inglés George Reader, con 53 años y 236 días, árbitro de la gran final, es el colegiado más viejo en haber dirigido un encuentro.

 

 

 

 

Se registra el más alto promedio de goles de todos los Mundiales: 5,38 por partido.

El día 26 de junio, en el partido por cuartos de final que enfrentó a austríacos y suizos, se produjo el mayor número de goles en un encuentro de la Copa del Mundo: 12 goles, triunfando Austria por 7 a 5, luego de que los perdedores comenzaran ganado por 3 a 0.

Por primera vez una Copa del Mundo se televisa. Se transmitió a ocho países europeos, en un paquete que incluía nueve partidos de este mundial, una entrevista al Papa Pío XII y las 24 horas de Le Mans.

Por primera vez dos hermanos ganan una Copa del Mundo. Se trata de los alemanes Fritz y Ottmar Walter, que a su vez han sido los únicos hermanos que han marcado goles en un Mundial, anotaron dos goles cada uno en la semifinal contra Austria el 30 de junio.

Las expulsiones no ayudaron mucho en el partido entre Brasil y Hungría jugado el 27 de junio. Tres jugadores fueron expulsados, aunque si fuera en la actualidad el número habría sido mucho más alto. El encuentro produjo escenas deshonrosas y se lo denominó como "La batalla de Berna". Los jugadores continuaron peleando camino a los vestuarios después del silbato final. Hungría ganó el partido 4-2.

El entrenador francés Gastón Barreau, con 70 años y 194 días fue el seleccionador más viejo que ha participado en un Mundial.

La final se jugó en el estadio de Wankdorf, en Berna, con una capacidad para 55.000 espectadores y el balón era de un color marrón anaranjado con los gajos en forma de “T”.

 

 

 


 

El francés Just Fontaine convirtió trece goles, récord absoluto de los mundiales, marcando tantos en todos los partidos que jugó.

Curiosamente, los mundiales organizados en Europa fueron ganados por equipos europeos, y los disputados en América ganados por americanos. La única excepción a esta regla se marcó en este mundial, disputado en Suecia y conquistado por Brasil.

Los jugadores brasileños Pelé, quien recién hacía su aparición en el fútbol mundial, y Garrincha, ya consagrado, vieron el comienzo de la Copa desde la platea: Pelé por una lesión de rodilla que no le permitía rendir al ciento por ciento de sus posibilidades, y Garrincha por su irresponsabilidad, manifestada en los estudios psicotécnicos. Posteriormente Didí convenció al técnico Feola para que incluya a ambos.

Pelé, con solo 17 años y 239 días, se convierte en el jugador más joven en convertir un gol en una Copa del Mundo, cuando su equipo enfrentó a Gales.

La final se jugó en el estadio de Rotunda, Estocolmo, con capacidad para 50.000 espectadores.

 

 

 

 

 

La selección española presentó a cuatro jugadores de diferentes nacionalidades: Alfredo Di Stéfano (argentino), Eulogio Martínez (paraguayo), Ferenc Puskas (húngaro) y José Santamaría (uruguayo).


El jugador checoslovaco Vaclav Masek convirtió el segundo gol más cercano al comienzo del partido. Fue cuando su equipo enfrentó a México, anotando el gol a los 15 segundos del inicio del cotejo.

Muchos países europeos mostraron su desconfianza hacia Chile, cuestionando su capacidad económica y organizativa para desarrollar la Copa del Mundo. Es por ello que cuando los locales vencieron a la Unión Soviética, la gente de Santiago de Chile salió a la calle con pancartas que decían: “Subdesarrollados 2 – Europa 1”.

El 3 de junio de 1962 la Unión Soviética estaba derrotando al equipo colombiano 4 a 1 después de una hora y parecía alcanzar la victoria. Pero Colombia empató el marcador en un intervalo de nueve minutos estando Lev Yashin - la "Araña Negra" - en el arco soviético, considerado como uno de los mejores porteros en la historia de la Copa Mundial.

La final se jugó en el estadio Nacional de Santiago de Chile, con capacidad para 76.000 espectadores. Al balón se le agregaron más paneles para conseguir una esfera más regular, controlable y predecible.

 

 

 

 

 

Los hermanos Bobby y Jack Charlton salen campeones del mundo con la selección inglesa. Fue el segundo y último caso de la historia. El primero tuvo como protagonistas a alemanes Fritz y Ottmar Walter, en la Copa del Mundo Suiza 1954.

Aparecen las mascotas en los mundiales. La de este se llamó Willie.

En los cuartos de final de Inglaterra '66, Argentina se enfrentó con el equipo local. En el primer tiempo, el árbitro alemán Kreitlen echó a Rattin inexplicablemente. Todo el equipo argentino protestó y, al salir, Rattin mostró su bronca pisando la alfombra de la reina Isabel, todo un símbolo del Imperio Británico. Argentina había sido perjudicada y terminaría perdiendo. Asimismo el partido Uruguay Alemania fue arbitrado por un juez inglés que echó a varios jugadores uruguayos sin razón alguna facilitando la victoria alemana. Fue uno de los mundiales más amañados y el único que ganaron los ingleses.

Alf Ramsey - entrenador de Inglaterra en 1966 - corrió inmediatamente dentro del campo después del silbato final del partido en que su equipo derrotara a Argentina en los cuartos de final. Pero no fue en celebración, sino para prevenir a sus jugadores para que no intercambien las camisetas con los argentinos. Ramsey dijo: "¡Nosotros no intercambiamos camisetas con animales!".

Probablemente ningún evento en la historia de la Copa Mundial ha causado tanta discusión entre los entusiastas así como en un nivel oficial, como el "gol de Wembley" conseguido por Inglaterra cuando Geoff Hurst puso el 3:2 en la Final contra Alemania disputada el día 30 de julio. Todavía no se sabe con certeza si la pelota ingresó o no. El árbitro suizo Gottfried Dienst que tomó su decisión de convalidar el gol después de consultar a su juez de línea ruso todavía es recordado por fanáticos del fútbol en todo el mundo. Hurst es, también, el único jugador en convertir tres goles en una final de una Copa del Mundo.

Un perro, de nombre Pickles, encontró la Copa Jules Rimet, luego de ser esta robada durante su exhibición, antes del comienzo del Mundial.

La final se jugó en el estadio de Wembley, Londres, con capacidad para 100.000 espectadores e inaugurado en 1923.

Los balones utilizados fueron de gajos alargados y de color amarillo, naranja y blanco.

 

 

 

 

 

Brasil gana su tercera Copa del Mundo, y por ello se adjudica definitivamente la Copa Jules Rimet.

Se usan por primera vez las tarjetas amarillas y rojas. Sin embargo la tarjeta roja no se estrenaría hasta el mundial siguiente, ya que esta Copa del Mundo ostenta el récord, junto a la Copa del Mundo de 1950, de no haber sufrido la expulsión de ningún jugador.

Por primera vez se permite la sustitución de jugadores. El jugador soviético Anatoli Pusatch es protagonista de la primera sustitución al entrar en lugar de Shesterniev.

Entre este mundial y el siguiente, el jugador alemán Gerd Müller convierte 14 goles, siendo el futbolista que mayor cantidad de tantos marcó en los mundiales. Le sigue el francés Just Fontaine con 13 goles, convertidos en el mundial de 1958.

Existió un gran maratonista dentro de los jugadores del Mundial de México 1970. Se llamaba Karl Schnelliger y jugaba como defensor en Alemania. Este corredor pidió permiso al entrenador para ir trotando a las prácticas, recorriendo 8 kilómetros diarios.

En México los ingleses tuvieron al público siempre en contra. Eso sucedió porque antes de viajar a Centroamérica anunciaron que llevarían una reserva de agua para no contagiarse ninguna peste de las aguas mexicanas.

El brasileño Jairzinho iguala el récord del jugador uruguayo Alcides Ghiggia al marcar goles en todos los partidos en los que participó incluyendo la final.

El mexicano Juan Besaguren es el primer jugador que entra en sustitución de un compañero y anota un gol, convirtió el último tanto del partido México 4 – El Salvador 0 jugado el día 7 de junio.

En el partido inaugural jugado por México y la U.R.S.S. el 31 de mayo, al soviético Evgeni Lovchev se le mostró la primera tarjeta amarilla.

El primer guardameta en ser sustituido fue el rumano Steve Adamache, en su lugar entró Necula Raducanu, dicho cambio se efectuó en el partido jugado contra Brasil el día 10 de junio.

La final se jugó en el estadio Azteca, en México D.F., con capacidad para 105.000 espectadores e inaugurado en 1966.

Por primera vez se utilizó el balón Telstar, con gajos poligonales blancos y negros.

La mascota se llamó Juanito.

 

 

 

 

 

El jugador de Haití Jean Joseph es expulsado de la Copa del Mundo por consumo de estimulantes. Fue la primera vez que se realizaron los controles antidoping.

Esta Copa fue la primera en televisarse en color.

En este mundial se expulsa al primer jugador por tarjeta roja, el expulsado fue el jugador chileno Carlos Caszely que en el partido jugado el día 14 de junio que enfrentó a su selección con la de Alemania Federal, le propinó un puntapié a Berti Vogts, cuando éste se encontraba en el suelo.

En 1974 Escocia estuvo cerca de pasar a la segunda ronda por primera vez en su historia. Pero una victoria y dos empates en los partidos de su grupo no fueron suficientes y quedaron eliminados temprano. Para colmo de males fue el único equipo invicto de la competición.

La final se jugó en el estadio Olímpico de Munich, con capacidad para 69.267 espectadores e inaugurado en 1972.

Las mascotas fueron Tip & Tap.

 

 

 

 

 

El jugador holandés Johan Cruyff no participó de esta Copa del Mundo, en repudio al régimen militar imperante en la Argentina, que no respeta las libertades públicas.

El seleccionado holandés se negó a recibir la medalla correspondiente al segundo puesto en rechazo al régimen militar gobernante.

El día 11 de junio el holandés Robert Rensenbrink convierte el gol número mil de los mundiales, de penal, en el encuentro que su selección perdió frente a Escocia por 3 a 2.

Por primera vez en la historia una emisión especial de monedas realizada por el país anfitrión conmemora el Campeonato por la Copa del Mundo. La serie consiste en seis monedas de curso legal, emitidas por el Banco Central de la República Argentina, de valor comprendido entre 20 y 3000 pesos. Las tres denominaciones más pequeñas (20, 50 y 100 pesos) fueron acuñadas en una aleación de cobre-aluminio-níquel.

La actuación más breve sobre un terreno de juego se produce en este Mundial, es la del tunecino Khemais Labidi que jugó tan solo dos minutos contra México.

El holandés Ernie Brandts es el único jugador que a marcado tantos para los dos bandos en un Mundial, lo hizo en la segunda fase al enfrentarse con Italia. Su selección ganó 2 a 1 marcando él mediante autogol el tanto italiano, que abrió el marcador, y convirtiendo el del empate.

Los también holandeses Rene y Willy Van der Kerkhof son los únicos mellizos que han anotado goles en los Mundiales, en este certamen marcaron uno cada uno.

La final se jugó en el estadio Monumental, en Buenos Aires, con capacidad para 80.000 espectadores e inaugurado en 1938.

La mascota se llamó Gauchito.

El balón utilizado se llamó Tango, su diseño era poseedor de unos dinámicos dibujos que le otorgaban al útil una sensación de continuidad a través de sus gajos.

 

 

 

 

 

Se produce la mayor goleada en una Copa del Mundo: El 15 de junio Hungría derrota a El Salvador por 10 a 1. En ese partido el húngaro Laszlo Kiss marcó el hat trick más rápido hasta el momento, anotando en los minutos 70, 74 y 77.

El 17 de junio el jugador de Irlanda del Norte, Norman Whiteside, debutó, en el partido que su equipo jugó frente a Yugoslavia, a la edad de 17 años y 42 días, convirtiéndose en el jugador más joven que ha participado en una Copa del Mundo.

En los torneos mundiales siempre aparece alguna curiosidad. Sin embargo, no debe haber hecho más insólito en la historia del torneo que el que se vivió en el partido Francia - Kuwait de este mundial jugado el día 21 de junio. Con túnica y turbante, el jeque Fahid Al Ahmad Al Sabah, presidente de la Federación de Fútbol Kuwaití, abandonó el palco y entró al campo de juego exigiendo la anulación de un gol francés. Y lo peor es que, después de interrumpir el encuentro durante varios minutos, consiguió lo que quería. A pesar de ello los galos vencieron 4 a 1 y años después el jeque fue asesinado en su país.

Ningún partido en historia de la Copa Mundial ha sido más desagradable que Alemania - Austria de 1982. Debido al formato del torneo, sólo un 1-0 para los alemanes bastaba para que ambos se clasificaran y dejaran afuera a Argelia. Cuando Alemania abrió el marcador, ambos equipos virtualmente dejaron de jugar. Redujeron la velocidad y no se interesaron en atacar. Al día siguiente Argelia protestó a la FIFA para que ambos equipos fueran inhabilitados, pero su protesta fue rechazada. A partir de 1986, los dos últimos partidos de cada grupo son jugados a la misma hora para evitar problemas.

El torneo, que contó con 24 equipos con 24 equipos, se jugó en 14 ciudades y utilizó 17 estadios (dos en Barcelona, Madrid y Sevilla) para jugar los 52 partidos.

El guardameta italiano Dino Zoff se convirtió en el jugador más viejo en ganar un mundial con cuarenta años y cuatro meses.

Los soviéticos Viktor y Vyacheslav Chanov, guardametas de la U.R.S.S. para este campeonato, han sido hasta el momento los únicos porteros hermanos que han jugado en un Mundial.

La final se jugó en el estadio Bernabeu, en Madrid, con capacidad para 90.000 espectadores e inaugurado en 1947.

La mascota se llamó Naranjito.

El balón utilizado era el mismo que el del Mundial anterior pero se le cambió el material, estaba hecho de cuero y poliuretano para lograr una mayor impermeabilidad.

 

 

 

 

 

México es el primer país que organiza por segunda vez una Copa del Mundo.

El 13 de junio se produce la expulsión más rápida en un mundial. El uruguayo José Batista recibe la tarjeta roja por parte del árbitro francés Jöel Quiniou a los 56 segundos de juego, tras cometer una violenta falta contra el escocés Strachan.

El partido más vistoso del mundial de México ´86 fue Francia - Brasil, por los cuartos de final.

En la cancha se juntaron dos figuras emblemáticas: Zico por Brasil y Platini por Francia. El 10 carioca, ya veterano y con gloria, entró en el final del segundo tiempo para hacer valer su experiencia. Pero le tocó patear un penal sobre la hora que fue atajado por el portero francés Joel Bats. Más tarde, después del alargue y ya en la definición por penales, el capitán francés festejó su cumpleaños desviando el suyo por arriba del largero. Platini se consoló con la clasificación de su equipo pero Zico, que en la serie sí convirtió, cargó con la responsabilidad de la eliminación brasileña: fue su triste despedida de los Mundiales.

Se repite una brevísima actuación por parte de un jugador en un partido, esta vez se da con la entrada del argentino Marcelo Trobbiani a dos minutos de terminar la final Argentina 3 – Alemania 2 jugada el 29 de junio.

El paraguayo Cayetano Re es el primer entrenador en ser expulsado de un partido, ocurrió el 11 de junio, en el partido que enfrentó a su selección contra la de Bélgica.

La final se jugó en el mismo estadio que el Mundial de 1970, el Azteca, y el balón utilizado fue cien por ciento sintético. A los triángulos negros se le agregaron caracteres aztecas.

La mascota del mundial se llamó Pique.

 

 

 


 

Este fue el mundial con menor promedio de goles: 2,21 por partido.

El camerunés Roger Milla, de 38 años, se convierte en el goleador más viejo de una Copa del Mundo al marcarle un tanto a Colombia el día 23 de junio.

La adición de minutos al final de cada tiempo es algo normal. Pero el árbitro francés Michel Vautrot añadió 8 minutos al primer período del alargue en la semifinal entre Italia y Argentina jugada el 3 de julio. Luego admitió que se había olvidado del tiempo. En ese mismo partido Claudio Caniggia acabó con el invicto del guardameta italiano Walter Zenga, que posee el récord de imbatibilidad en los Mundiales con 517 minutos (casi 6 partidos).

El 26 de junio se marcó el gol más tardío en la historia de los Mundiales, su autor fue el inglés David Platt, que, en el partido contra Bélgica, anotó en el minuto 119.

El argentino Pedro Monzón fue el primer jugador expulsado en una final, lo siguió poco después su compañero Gustavo Dezzoti.

La final se disputó en el estadio Olímpico de Roma, con capacidad para 75.000 espectadores e inaugurado en 1930.

La mascota se llamó Ciao, una de las más feas junto a las de Corea – Japón 2002.

El balón utilizado fue, al igual que en México, cien por ciento sintético y se llamó Etrusco, sus triángulos llevaban incorporado un león de este antiguo pueblo peninsular.

 

 



 

El jugador argentino Diego Maradona da positivo en el control antidoping, y es expulsado del torneo.

El jugador colombiano Andrés Escobar es asesinado en su país, poco después de regresar del mundial, por haber anotado un gol en contra frente a los Estados Unidos.

Este mundial logró un récord de asistencia ya que a lo largo de todo el torneo reunió a 3.587.528 personas en 52 partidos. (Promedio: 68.990 espectadores).

El día 5 de julio, en el partido de octavos de final disputado entre México y Bulgaria, ocurrió algo insólito: se cambió un arco a los 20 minutos del partido. Todo comenzó cuando el defensor mexicano Bernal, al evitar un gol sobre la línea, cayó dentro del arco y se enredó provocando que uno de los parantes que sostenía la red se quebrara. Mientras los mexicanos trataban de arreglar el problema colgando la red de una cámara de TV, cuatro operarios ingresaron al campo de juego con un arco de repuesto. Estos demostraron una gran eficacia ya que colocaron el nuevo arco en menos de cinco minutos y el encuentro continuó con normalidad.

El partido disputado entre Camerún y Rusia el día 28 de junio y ganado por los europeos por 6 a 1 no tuvo demasiada importancia en el desarrollo del Mundial 94, pero sin embargo dejó dos récords para las estadísticas: uno de ellos es el gol de Camerún convertido por el jugador de mayor edad de todos los tiempos, Roger Milla, con 42 años. El segundo record pertenece a Oleg Salenko de Rusia al ser el único jugador en anotar 5 goles en un mismo partido de un Mundial, y en menos de 60 minutos.

La tarjeta amarilla más rápida la vio el ruso Sergei Gorlukovic, en el primer minuto del partido RusiaSuecia disputado el 24 de junio.

En este Mundial se registró también la primera expulsión de un guardameta, fue la del italiano Gianluca Pagliuca en el partido Italia Noruega, jugado el día 23 de junio.

El boliviano Marco Antonio Etcheverry protagonizó la expulsión más rápida de un sustituto al ser echado a los tres minutos después de entrar en el partido inaugural contra Alemania, el 17 de junio.

El estadounidense Fernando Clavijo, fue el jugador más viejo en ser expulsado de un Mundial, tenía 37 años cuando fue expulsado del partido contra Brasil el día 4 de julio de 1994.

El camerunés Rigobert Song es el jugador más joven en ser expulsado de un Mundial, tenía 17 años y 358 días, cuando fue expulsado del partido contra Brasil, el 24 de junio. Asimismo es el único futbolista que fue expulsado más de una vez por los Mundiales, ya que volvió a ver la roja contra Chile en 1998.

La final se disputó en el estadio Rose Bowl de Los Angeles con una capacidad para 103.812 espectadores e inaugurado en 1910.

La mascota se llamó Striker.

El balón utilizado se llamó Questra y estaba compuesto por pulioretano compacto en el exterior, mallas de estabilidad, fibras trenzadas y espuma de polietileno.

 

 

 

 

 

Este fue el último Mundial del jugador alemán Lothar Matthaus, que intervino en un total de 25 partidos en la fase final de la Copa del Mundo, estableciendo un récord. Matthaus además ha participado en 5 Copas del Mundo, igualando el récord que consiguió el arquero mexicano Antonio Carvajal, entre los mundiales de 1950 y 1966.

El 28 de junio el danés Ebbe Sand marcó un nuevo récord. Suplantó a Peter Moller a los 15 minutos de juego, y a los 16 segundos de haber ingresado, al tocar su primera pelota, anotó un gol en el partido en que su país venció a Nigeria por 4 a 1.

En el partido de octavos de final entre Francia y Paraguay, jugado el 28 de junio, por primera vez se define un encuentro mundial por el sistema de “Gol de Oro”. El tanto fue convertido por el francés Laurent Blanc en el minuto 113. Con este sistema, durante los 30 minutos de tiempo suplementario, el equipo que primero anote un gol, gana el encuentro.

El pueblo de Francia se sentía campeón aún antes de disputarse la final. El Correo Francés, el mismo día de la definición del torneo, imprimió millones de estampillas con la frase: “Campeones del Mundo”.

En Francia 98 se realizó la sustitución más rápida. El 23 de junio el italiano Alejandro Nesta reemplazó a su compañero Bergomi en el partido contra Austria a los 4 minutos de juego. Italia ganó 2 a 1.

El promedio de edad más alto en un partido por los Mundiales se dio en el encuentro jugado entre AlemaniaIrán el 25 de junio, con 31 años y 345 días, seguido muy de cerca por el de BélgicaMéxico, jugado en el mismo torneo, con 31 años y 304 días.

La final se jugó en el Stade de France, en Saint-Denis, París, estadio construído e inaugurado ese mismo año y con capacidad para 80.000 espectadores.

La mascota se llamó Footix.

El balón se llamó Tricolore y llevaba los colores de la bandera francesa, era similar al utilizado en Estados Unidos.

 

 

 

 


 

Durante Corea - Japón 2002 los arbitrajes dieron mucho de que hablar debido a sus malos desempeños. El referí español López Nieto no quiso ser menos y batió el record de tarjetas mostradas en un partido mundialista: fueron 12 amarillas y 2 rojas en el encuentro entre Alemania y Camerún jugado el 11 de junio.

El 29 de junio se registró el gol más rápido de la historia de los Mundiales, fue Hakan Sükür quien anotó para Turquía, en el partido por el tercer puesto contra Corea del Sur, cuando sólo se cumplían 11 segundos de juego. El partido lo ganó Turquía por 3 a 2.

Bora Milutinovic es el seleccionador que ha participado en más Mundiales, ya que en Corea y Japón vivió su quinto Campeonato del Mundo. Además se da la circunstancia de que el yugoslavo ha estado en las cinco últimas fases finales con cinco selecciones distintas: México, Costa Rica, Estados Unidos, Nigeria y China respectivamente. Con todas, salvo China, logró superar la primera fase del torneo.

La final se disputó en el estadio Internacional de Yokohama, Japón. Su capacidad es de 70.000 espectadores y fue inaugurado en el año 1997.

Las mascotas del torneo fueron Kaz, Ato & Mik.

El balón se llamó Fevernova, en referencia a la fiebre que despierta el Mundial. Una mejora en la capa de espuma sintética mejoró su precisión y rapidez.

 

 

 

 

 

Contra Inglaterra, el sueco Markus Allback marcó el gol número 2.000 en la historia del Mundial. El número 1.000 había sido marcado por el holandés Rob Rensenbrink en 1978.

Suiza fue el primer país eliminado en un Mundial sin haber recibido un solo gol en contra.

Alemania (incluída Alemania Federal) es el único equipo que ha tenido que resolver cuatro partidos de un Mundial en la tanda de penales, y en las cuatro consiguió la victoria.

Con 18 años y 357 días, el argentino Lionel Messi se convirtió en el quinto goleador más joven en la historia de la Copa del Mundo al conseguir el sexto contra Serbia y Montenegro.

El iraní Yahya Golohammadi, con 35 años y 84 días, se convirtió en el quinto goleador más viejo de un Mundial, al marcar contra México el 11 de junio.

Contra Ucrania, el tunecino Ali Boumnijel, con 40 años y 71 días, se convirtió en el quinto jugador más viejo que actuaba en un Mundial.

El alemán Otto Pfister, seleccionador de Togo, es el segundo entrenador más viejo en una Copa del Mundo, con 68 años y 211 días, el español Luis Aragonés, con 67 años y 334 días, el tercero.

Fabien Barthez mantuvo su puerta a cero en cinco partidos y suma ya diez en un Mundial, un récord que comparte con el inglés Peter Shilton.

El brasileño Luiz Felipe Scolari como entrenador en un Mundial, suma 11 victorias consecutivas. Llegó a 12 partidos sin conocer la derrrota.

Con cuatro victorias más en la competición, Brasil estableció un récord de 11 consecutivas en la Copa del Mundo.

El argentino Horacio Elizondo es el primer árbitro que dirige tanto el partido inaugural como la final y es el segundo, después del mexicano Benito Archundia, que dirige cinco encuentros en un mismo Mundial.

Benito Archundia (Mex) se convirtió en el primer árbitro que dirige cinco partidos en un mismo Mundial.

Con un total de 16 tarjetas amarillas, cuatro de las cuales originaron sendas rojas, el partido Portugal - Holanda, dirigido por el ruso Valentin Ivanov, batió el récord de amonestaciones en un partido de la Copa del Mundo.

Cafú se convirtió en el brasileño con más partidos jugados en los mundiales, con 20, y en el jugador con más victorias en una Copa del Mundo, con 16.

Ronaldo marcó su decimoquinto gol en un Mundial y se convirtió en el máximo goleador en la historia de la Copa del Mundo, superando el récord del alemán Gerd Muller.

El técnico holandés Guus Hiddink consiguió pasar por tercera vez consecutiva a la segunda fase y con tres equipos diferentes: Holanda en 1998, Corea en 2002 y Australia en 2006.

Carlos Alberto Parreira se convirtió en el primer entrenador en la historia del Mundial que se enfrenta a equipos de las seis confederaciones e igualó el récord de cinco participaciones en un Mundial que ostentaba el serbio Bora Milutinovic, también celebró su vigésimo partido de un Mundial como entrenador, igualando la cifra de su compatriota Mario Lobo Zagallo y del serbio Velibor Milutinovic. Al frente de la lista sigue todavía el alemán Helmut Schoen con 25.

El partido entre España y Francia (1-3), el 27 de junio en Hannover, fue el número 700 en la historia de la Copa del Mundo.

La tanda de penales entre Suiza y Ucrania (0-3) fue la de más corto marcador en la historia de la Copa del Mundo. Suiza es el primer equipo que no marca uno solo de sus tiros.

Los 11 goles de Italia, sin contar la final, se repartieron ente diez jugadores diferentes, un récord que comparte con Francia (1982).

La asistencia media de público a los partidos de Alemania 2006, de 52.609, es la segunda más alta de la historia. Solo el Mundial de Estados Unidos 1994 registró una mayor (68.991).

 

 

 

 

 

 

Última actualización: 27.08.06